miércoles, 18 de enero de 2012

Basta una sola mentira, para poner en duda todas las verdades.

Puede que no te vuelva a ver en tres o cuatro años, puede que todo haya cambiado entonces, o todo siga igual, quien sabe. Tal vez tu hayas encontrado a alguien, o quizás sea yo la afortunada. El tiempo no borra los recuerdos, pero sí los hace mas llevaderos, ordena prioridades. Durante demasiado tiempo, estuviste ocupando un primer lugar que para nada merecías, pero así es este estúpido sentimiento, hace perder la cabeza. Ahora toca pedir perdón a mi estómago por todas esas indebidas mariposas sentidas; a mi almohada por todas las lágrimas y sollozos que ha escuchado en silencio; a mi corazón solo decirle que estaba avisado, y a mi cerebro, que una vez más, tenia razón.


-LauraAndreu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario